martes, septiembre 08, 2015

ERRE QUE ERRE.  PIZARRAS VS  TABLETAS

Continúan con su discurso de vendedores de tabletas tratando de suprimir las pizarras




Pues no, señores. Se equivocan ustedes. Los que creemos saber algo de Tecnología Educativa pensamos que la pizarra digital es la mejor herramienta para enseñar y las tabletas la mejor herramienta para aprender. Así que abandonen su discurso de vendedores de tabletas y dejen que convivan en las aulas por una mejor enseñanza.

La excelente comunicación y mejora de la atención que se consigue con las pizarras es única y debe ser aprovechada por los buenos usuarios de la herramienta. De momento dejemos que convivan en las aulas. Las dos son herramientas excelentes.

En unos 25 años hablamos si es conveniente o no eliminar las pizarras de las aulas. De momento vamos a integrar una nueva metodología adaptada a su buen uso y vamos a pensar más en enseñar y aprender más y mejor.

2 comentarios:

Stephen England dijo...

Efectivamente, son ya varias las marcas de reconocido prestigio que curiosamente no comercializan pizarras digitales y que utilizan un discurso banal y poco creíble de que la PDi está ya obsoleta y que las tabletas lo sustituyen totalmente!!! Nada más lejos de la realidad. Estamos en una etapa de transición histórica desde la pizarra de tiza a la educación digital donde muchísimos centros en España todavía trabajan a diario con pizarras de tiza y la metodología utilizada es la empleada durante décadas. Muchos centros han instalado PDis y están contentísimos con ellas. La cruda realidad es que cada profesor en cada asignatura decide qué herramientas tecnológicas o no tecnológicas quiere usar en cada momento, de forma que proclamar que la PDi ya no tiene razón de ser o está obsoleta en las aulas es una aberración y no deja de ser un argumento comercial alejada de la realidad que no se lo cree nadie que trabaja profesionalmente en educación o es un proveedor tecnológico serio en esta industria.

Joan-Domènec Andrés dijo...

No hay duda ninguna, que en las clases que he impartido hasta la fecha al profesorado de infantil, primaria, secundaria y universidad, son necesarias las dos herramientas.
Las posibilidades son infinitas.

Joan Domènec